viernes, 11 de diciembre de 2009

"La tienda departamental"




De nuevo es viernes. Y ahora sí estoy enojada. Como se reportó en varios medios, nacionales e internacionales, desmantelaron y detuvieron a los responsables de una maquila clandestina de bolsas y pinzas para ropa. Rescataron a 107 personas, menores de edad, ancianos, muchos de ellos indígenas, y se descubrieron historias terribles de mala alimentación y abusos sexuales. Una muestra más de que vivimos en un país en donde los derechos de las mal llamadas minorías, son los que menos importan, a las autoridades, a las empresas, carajo, si hasta entre nosotros mismos nos hacemos pendejos cuando se trata de maltrato "a los mismos de siempre".

Nos encanta referirnos a lo injustos y horribles que son los métodos de trabajo en China, cuando esas situaciones se dan en nuestros barrios, en nuestras ciudades, y quedan como notas que quizá nos amarguen el desayuno, nos hagan mover la cabeza en desaprobación y ya. De regreso a nuestras vidas, de regreso a "la tienda departamental" en busca del nuevo par de zapatos, del perfume, del trapito que nos hará sentirnos mejor acerca de nosotras mismas. Que pondrán en una de esas bolsas de plástico, de esas cajas de regalo que se hicieron a costa de hacer sentir a 107 personas que eran menos que nada. A costa de que 107 personas fueran violadas física y emocionalmente. De que a 107 personas las quebraran como nosotros nunca sabremos que es posible.

Lo peor es que "la tienda departamental" no ha hecho nada al respecto. No se ha pronunciado en ningún sentido, no ha pedido disculpas, no ha prometido reforzar su compromiso con ese vago concepto al que en esos corporativos llaman "responsabilidad social". Y peor aún, que en los medios de este país casi no se menciona, como debería hacerse, que "la tienda departamental" es Liverpool. Información que todos deberíamos tener para poder tomar la decisión, si nos pareciera pertinente, de no comprar en esa tienda, de no seguir apoyando su desafane de una situación como ésta. Así que me parece apropiado hacer algo, por pequeño que sea, empezando por dar a conocer que Liverpool es "la tienda departamental" a la que se vendían las bolsas y pinzas hechas por esclavos, y que esta empresa, tan enfática en mantener los valores tradicionales (como que todas sus empleadas tengan que ir a trabajar en falda y medias - como buenas mujercitas, nada de pantalones, como la navidad nevada que todos en latinoamérica compartimos, etcétera, etcétera) sin ningún tipo de remordimiento, sin ningún tipo de conciencia, si no se hubiera destapado esa cloaca, en este momento seguiría recibiendo sin ningún tapujo esas cajas navideñas para empacar los regalos que tenemos que comprar como parte de nuestras obligaciones de esta temporada.

En este momento sólo se me ocurre hacer eso. Estoy enojada. Sólo puedo compartir la información que tengo, y empezar por tomar la decisión de no pararme en un Liverpool y mucho menos dejarles los pocos pesos que tengo para que puedan seguir manteniendo a seres desalmados como los que mantenían su supuesto centro de rehabilitación. Pero en cuanto el enojo se asiente un poco, tengo pensado, tenemos pensado con otras personas, redactar volantes y repartirlos en las tiendas, hacer algún tipo de intervención que manifieste nuestro desacuerdo con una empresa que no es socialmente responsable, y sobre todo, nuestra indignación con ese silencio que quieren tender como un velo sobre sus despreciables acciones,


viernes, 4 de diciembre de 2009

Post de viernes

Es viernes, soleado, y no tengo ganas de enojarme. Así que a pegar de brincos con está canción totalmente feminista e increíble. Joan Jett & The BlackHearts para todos ustedes:

martes, 1 de diciembre de 2009

La memoria de las mujeres.

Otro "texto invitado" que leí en El País, y que me parece que toca temas fundamentales acerca del trabajo que nos toca hacer día con día. Las negritas son mías.

Publicado por Rosa Pereda en El País, 1º de diciembre, 2009.

Lo nuevo después del Holocausto, me decía hace pocos días Reyes Mate, es la necesidad de incluir la memoria en el análisis. Y, me pareció entender, no sólo la facultad de recordar, sino los recuerdos mismos. Y eso, por dos razones: primero, para establecer los hechos. El recuerdo de la víctima, su sufrimiento, vuelve incontestable cómo fue que pasó lo que pasó. Particularmente cuando resulta inexplicable y sin razón, como en el caso del Holocausto, pero también de algunas otras realidades que, como los mundos de Paul Eluard, existen y están en éste. Es lo que pasa con las categorías del pensamiento, que como lentes focalizadas, cambian irremediablemente el sentido de la realidad que estamos analizando.

Pero la segunda razón es de otro orden, el de la moral, el de la intención del análisis: que los hechos que se analizan no se vuelvan a repetir. Obviamente, no todos los que piensan están en esa idea, que no se deriva de los hechos -algunos, estuvieron y están de acuerdo con la Solución Final; otros niegan que existió- pero sí puede derivarse de su análisis. De ese enfrentamiento con el horror. Lo fastidiado de la memoria es que obliga a las víctimas a recordar, pero también a los verdugos. Y es lógico que se revuelvan panza arriba.

Entonces, le pregunté a Reyes por la memoria de las mujeres.

El tema de las mujeres es espantosamente aburrido. Lo decía la feminista americana Susan Faludi: como las tareas domésticas, que acabas de limpiar el polvo y ya tienes que volver a empezar. Cada día hay que establecer los hechos, hay que demostrarlos, hay que volver obvio que no se pueden repetir. Los hechos, los tozudos hechos, hablan sobre las consecuencias de pensar que las mujeres somos naturalmente inferiores. Quiero decir: inferiores por naturaleza. Según esa idea, que tantos comparten aunque felizmente cada vez menos se atreven a formularla, es la naturaleza la que impone el papel familiar y social de la mujer, y su sitio en la estructura del poder, de la autoridad. No se trata sólo del poder político, también es el poder de tomar decisiones. Incluso, sobre nuestra propia vida.

La supuesta -dada por supuesta- inferioridad (natural) de la mujer, ha dado como resultado más de la mitad de la población, las mujeres, sojuzgadas y humilladas. Por siglos. Recluidas en la "zona húmeda" de que habla Bourdieu, que no siempre es metafórica, pero que siempre está ahí, y contagiadas de la suciedad que quitan. Siempre hay mujeres en las limpiezas, y siempre está la limpieza en el horizonte mental. De los hombres -de los varones- y de las mujeres. Unos, ellos, lo verán como un derecho, el suyo. Otras, nosotras, como una amenaza, real o metafórica, y en el mejor de los casos, como una perplejidad. No conozco una sola mujer que no haya conocido la agresión física, oral, fáctica, por el hecho de ser mujer. Ninguna que no haya tenido miedo en algún momento. Ninguna que no se haya visto limitada alguna vez, por el hecho de ser mujer. Y como todo eso se vive de una en una, cada una en su única vida, la memoria de las mujeres es como para echarse a temblar.

Es, efectivamente, el relato de las víctimas. La versión de las víctimas. Y aquí hay que ser muy claros, porque la tentación es echarles -echarnos- la culpa. No es un mecanismo exclusivo contra las mujeres, pasa siempre. No sólo con los judíos: cuando desaparecieron los chupados de las dictaduras del Cono Sur, algo habrían hecho. El casi centenar de mujeres que están muriendo en España cada año a manos de sus maridos, el millar de ellas que mueren en Europa cada año, castigo a su insumisión. Algo harán. Las apedreadas, violadas legalmente, azotadas en público, quemadas con ácido, en muchas sociedades islámicas, lo son conforme a su ley... ¿Por qué no les escuchamos a ellas? ¿Por qué no nos escucháis?

Sencillamente. Ninguna opresión, ni económica, ni doméstica, ni política, deja de rendir dividendos -léase dineros, servicios, autoestima: poder, en suma- a los opresores. El sistema del poder no es en absoluto inocente. Es, además de malvado, interesado. Y no tiene nada que ver con la naturaleza. Es propia y enteramente cultural: inventado. Podría haber sido, y será, de otra manera.

¿Y qué hay de los afectos? Aquí está la trampa terrible. Porque cuando hablamos de la opresión de las mujeres, estamos hablando, para empezar, de la estructura familiar, allí donde se afianzan y transmiten los valores, y donde se cristalizan, cotidianamente, las conductas. La familia, que además de un sistema de autoridad, es una red poderosísima de afectos. Para nadie como para las mujeres, la familia es el núcleo de la incondicionalidad. Y, sobre todo para ellas, según lo previsto por el mando y gracias a esos afectos, el lugar donde se realiza su razón de ser. Claro que las mujeres amamos: incluso más allá de la vida. Por amor -escuchemos a las víctimas- se concede esa última oportunidad fatal. Por amor se vuelve a creer esa promesa mil veces incumplida antes. Por amor se disculpa lo imperdonable. ¿Pero hay algo que pueda justificar los sufrimientos infligidos? Desengañémonos: no hay afecto en la violencia. Las mujeres deben saber que el maltrato en el grado que sea es incompatible, rigurosamente incompatible, la prueba del nueve, con el más mínimo afecto.

Porque al final, estamos hablando de un engaño, de una montaña de mentiras, de una trama puramente ideológica y nunca puesta a prueba, que tenemos que desenmascarar. Sólo la memoria del sufrimiento, entrando en el análisis; sólo el relato de las víctimas, fijando los hechos; y sólo el convencimiento de que el sufrimiento es injustificable, puede ayudarnos a terminar con un mal que es una vergüenza.

Estar hablando de este tema, estar quemándose con este tema es, se lo juro, señores, espantosa, horrorosamente aburrido. Pero hay que volver a quitar el polvo. Porque ahí están los hechos, y estamos hablando de sufrimiento. Innecesario, evitable, injustificable. Y tenemos que acabar con él. Chicas, que ninguno de los hombres que haya en vuestra vida sea más que vosotras. Chicos: que ninguna de las mujeres que haya en vuestra vida sea menos que vosotros. Amén.

La importancia de las palabras



No hay lugar a dudas: las palabras importan, y la manera de decir las cosas hace evidentes muchas taras culturales que traemos arrastrando ya ni sabemos de dónde.

Para muestra, dos joyas extraídas del periódico Reforma, que con todo y que publican a personas como Denisse Dresser, tienen detalles como seguir refiriéndose al caso Polanski como el caso en el que el director de cine "mantuvo relaciones sexuales con una menor de edad". Señores del Reforma: cuando un señor cuarentón droga a una niña de trece años para meter su pene en su vulva y en su ano, no están teniendo relaciones sexuales. Él la está violando. Roman Polanski violó a una niña de trece años. Punto. Por genial que haya sido, por mucho que hayan matado a su mamá en Polonia, eso no borra mágicamente el hecho de que el brillante director de cine es un violador y se merece el castigo legal que le corresponda (¡Pobre! ¡Arresto domiciliario en su chalet suizo! ¡Indignación culturosa y miles de firmas!) Al referirse al hecho como una "relación sexual" se está obviando todo el dolor y la violencia ejercidas contra una mujer. Al usar las palabras "relación sexual" se da la impresión de que el hecho fue voluntario y consensual, y se suaviza la imposición física y psicológica que un hombre se sintió en derecho de ejercer sobre una niña. A través de la elección de lenguaje se borra el dolor de una víctima y se protege al victimario. No se vaya a incomodar el señor Polanski si lee que un periódico mexicano habla de que violó a una niña. Y a ésta, que la sigan jodiendo por lo que le queda de vida.

La otra: Hace unas tres semanas, en la revistilla de espectáculos que viene cada domingo, en un artículo referente a personajes que fueron influidos por Michael Jackson. Una de ellos era Rihanna. Y al papanatas, insensible, y machista escritor (Raymundo Zamarripa, para más señas) no se le ocurrió mejor manera de referirse a ella que "la pera loca más sexy del mundo"... Me quedé helada. ¿Cómo es posible que en una nota que supuestamente se refería a influencias musicales se refieran de esa manera a una mujer? Lo que es peor, a una mujer que fue víctima de violencia física a manos de su pareja. Una vez más, un ejemplo de lo poco que importa a las personas a cargo de los medios de comunicación de este país una cuestión tan grave como la violencia de género, al grado que se banaliza y se usa como gag (bastante malo, por cierto) en un contexto en el que no viene al caso para nada. Una mujer sólo es un chiste, un pretexto para hacer un comentario "chistoso", "provocador". Una mujer, para Raymundo Zamarripa, es "una pera loca"y todo lo demás sale sobrando. Y lo peor es que seguramente el tarado éste pensó que era super ocurrente su comentario.

Las palabras son importantes, y una de tantas cosas maravillosas que tienen es que pueden ir por ambos caminos. Los invito a que hagan saber a las personas a cargo de este periódico y sus suplementos que no estamos de acuerdo con la manera en que manejan la información. Que no estamos de acuerdo en sus elecciones de palabras que siguen haciéndonos menos, que siguen menospreciando nuestras experiencias en favor de sus chistes. Que no estamos de acuerdo y que ya no vamos a callarnos, porque si queremos que alguna vez desaparezca el machismo, tenemos que empezar por fortalecer nuestras palabras y hacérselas llegar a los que siguen impidiendo nuestro avance.

El mail del periódico es gente@reforma.com y el del suplemento topmagazzine@reforma.com

FE DE ERRATAS: El autor del texto de Top Magazzine no es Eugenio Guzmán, sino Raymundo Zamarripa. En el cuerpo del texto ya está hecha la corrección. Una disculpa al primero, que tan amablemente mostró mi error.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Contragolpe

Por Denisse Dresser.

(Una vez más, a falta de mis propias palabras, Denisse Dresser dice todo lo que yo quisiera decir, mejor de lo que yo podría decirlo. Las negritas son mías)

Contragolpe
Denise Dresser
30 Nov. 09

Se ve, se siente, se percibe, se padece. La reacción. La resaca. El acoso a las mujeres de México en ya 17 estados del país que han decidido criminalizar el aborto. Y se dice que esta regresión es producto de una embestida contra el Estado laico, y del oportunismo político del PRI, y de los pactos de Beatriz Paredes con la jerarquía eclesiástica. Pero a pesar de que estas explicaciones tienen una parte de razón, obscurecen una verdad más profunda y más perversa. En los últimos años las mujeres de este país han presenciado un poderoso contragolpe a sus derechos; han sido víctimas de un esfuerzo para retractar el manojo de victorias ganadas y avances logrados. Obtienen el derecho a decidir sobre sus propios cuerpos en el Distrito Federal, y en otras latitudes se les castiga por ello. Al intento de independencia le sigue el macanazo; el empoderamiento va acompañado del encarcelamiento. El contragolpe no se da porque las mujeres hayan obtenido el pleno respeto a sus derechos, sino porque insisten en esa posibilidad.

Y no proviene tan sólo de la colusión de los líderes políticos del PAN y del PRI con la jerarquía católica. Se ve reflejado en el silencio cómplice del Congreso, en el silencio ominoso de la mayor parte de los medios masivos de comunicación, en la posición paternalista de gobernadores que quieren confinar a las mujeres a hospitales psiquiátricos para protegerlas de sí mismas. Detrás de cada ley restrictiva, de cada condena impuesta, de cada derecho cercenado hay un esfuerzo concertado para regresar a las mujeres a un lugar "aceptable" -ya sea la cocina o la cama o el cabús o el asiento de atrás. Por eso se les discrimina, se les acuchilla, se les apedrea, se les apuñala, se les asfixia, se les estrangula. Por eso un número creciente de estados prohíbe el aborto aún en casos de incesto o violación o riesgos de salud para la madre. Porque las mujeres han empezado a ocupar espacios prohibidos, a reclamar derechos ignorados, a exigir la equidad, a salirse del rebaño.

Y a los hombres no les gusta. A los patriarcas les molesta el cambio del balance en el poder de las relaciones hombre-mujer. El subtexto escondido del movimiento anti-abortista es uno de miedo, de ansiedad. Los diputados y los sacerdotes y los esposos claman por los fetos "asesinados", pero su dolor verdadero proviene de otro lugar. De la dislocación social y económica que sufren cuando las mujeres comienzan a independizarse, a trabajar, a ganar control de sus espacios y de sus vidas. Del poder que desata en una mujer la posibilidad de terminar con un embarazo no deseado de manera legal y segura. De la revolución en el comportamiento femenino que trae consigo la despenalización. Frenar el aborto se vuelve una forma de frenar a las mujeres que aspiran a la equidad. Impedir el derecho a decidir se vuelve una manera de impedir el derecho a ser.

Para poder trabajar, para poder educarse, para poder aspirar a más, una mujer necesita contar con la capacidad de determinar si y cuándo quiere tener hijos. Quienes buscan arrebatarle esa capacidad quieren ponerla en su lugar.

Un lugar de segunda categoría. Un lugar pasivo. Un lugar para callar, obedecer, sacrificar, servir la comida, esquivar el golpe. Un lugar tradicional para que los legisladores y los jueces y los curas y los gobernadores y los machos y los mochos puedan dormir tranquilos. Las mujeres de 17 estados en una República que se dice laica, convertidas en úteros inanimados donde flota el feto al cual se le debe proteger más que a quien lo carga dentro. Las mujeres de 17 estados en un país que se dice democrático, obligadas a recurrir a agujas de tejer y clínicas clandestinas y condiciones insalubres, en busca de algo que el Estado no debería penalizar sino garantizar. El derecho a tomar decisiones propias sobre su cuerpo y sobre su sexualidad, sin la imposición de un esposo. Un padre. Un hermano. Un novio. Un sacerdote. Hombres tan asustados por el reconocimiento de ese derecho en el D.F., que ahora buscan negarlo en cualquier otra parte.

La única manera de combatir el contragolpe será a través de la organización. La única forma de resistirlo será mediante la movilización. No importa cuánto tiempo tome, ni cuántas batallas se pierdan en el camino, ésta se ganará. Marchando, confrontando, transformando los términos del debate público, marcando la agenda e influenciando su evolución. Las mujeres de México a veces parecen ignorar el peso de su presencia formidable o no saben cómo usarla. Pero pueden y deben actuar. Porque tienen derecho a derribar las paredes de su celda, a hacer historia. Porque la demografía y las condiciones del mercado laboral y el imperativo de construir un futuro mejor para sus hijas y los artículos 1 y 4 de la Constitución están de su lado. No importa cuántos pactos políticos suscriba Beatriz Paredes, o cuántas sanciones imponga la Iglesia Católica, o cuántas reformas punitivas sean aprobadas por los congresos locales, nadie puede arrebatarle a las mujeres de México la justicia esencial de su causa. De nuestra causa.

viernes, 27 de noviembre de 2009

La Santa Catarina, piririn, piririn, pam, pam...


El 25 de noviembre (en el mismo día de la no violencia contra las mujeres) se celebra el día de Santa Catalina de Alejandría, santa de las mujeres solteras, santa virgen y doctora de la iglesia. Era tradición en lugares como Francia que las mujeres solteras llevaran tocados o sombreros decorados en colores verde y amarillo para evidenciar su soltería y pedir a esta santa que les consiguiera un marido. Actualmente, en el barrio de sombrereros de París, las chicas repiten este ritual, pero en un sentido más juguetón y principalmente para tener la oportunidad de coronar sus cabezas con lo que se les ocurra.

Desde hace dos años, unas amigas y yo hemos adoptado la actividad, más que para atraer parejas, para crear espacios en los que podamos compartir opiniones, actividades, platicar. En resumen, para crearnos pequeños espacios de sororidad, espacios para jugar a las manualidades, para tomar té y para ventilar lo que nos preocupa, nos interesa y nos hace felices. Se podría decir que hemos adoptado a Santa Catalina en su papel de inspiración para las mujeres inteligentes, antes que en su papel de casamentera esposa virgen de Cristo (papel al que le veo enormes problemas) Y a esta mujer inteligente es a la que dedicamos nuestros desvaríos sombreriles.

Cualquier pretexto para pasar tiempo de calidad entre mujeres que se quieren, se respetan y disfrutan de su compañía es bueno y debe agradecerse. Así que agradezco tener a Catalina como un pretexto más para recordarme lo feliz que me hace estar junto a estas mujeres maravillosas. Y hago pública mi intención de apropiarme de su festividad y despojarla de su carácter pon-al-santo-de-cabeza-para-que-de-una-vez-te-cases y enfocarme en la celebración de la inteligencia femenina, porque siento que nos hacen falta más oportunidades para disfrutarnos como mujeres en compañía. Y porque a las que tenemos pareja también nos gusta ponernos sombreros.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Veracruz, rinconcito...


... donde un gobernador, cuyo gobierno se ha caracterizado por el culto a sí mismo, abandonó todo vínculo con su postura de priista laico y, aliándose con las fuerzas de los que se hacen llamar pro-vida, impulsó una reforma al Código Penal veracruzano en la que a las mujeres veracruzanas se les impondrá una multa y se les dará atención psicológica tras su primer aborto, y en caso de reincidir, se les mandará a la cárcel.

No tengo palabras para expresar la frustración que siento al ver que a la carrera tantos estados han ido poniendo candados a la legalización del aborto después de que lo propio se hiciera en el D.F. No tengo palabras para expresar la frustración al ver que para las estructuras gubernamentales seguimos siendo inferiores a los hombres, que somos incapaces de tomar una decisión personal, que a tal punto somos incapaces que debemos estar locas al momento de decidir abortar, y por eso hay que mandarnos a terapia. ¿Qué mujer en su sano juicio querría deshacerse de la bendición de diositosanto que representa un BB?

Además, como todo el mundo sabe, en cuanto sea legal, las mujercitas locas saldrán a hacerse abortos como si fueran manicures, y lo que es más: ¡Van a embarazarse nada más por poder hacerse un aborto porque ya es legal! Pero ¿Qué persona en su sano juicio haría algo así? Pues, personas-personas (también conocidas como hombres, machines, señores), ninguna, obvio - me imagino que dirían estos adalides de la vida fetal - pero todo el mundo sabe que las mujeres están todas loquitas , que son demasiado emocionales, y que en un momento de crisis no son capaces de reflexionar y de tomar decisiones fríamente, así que hay que ayudarlas, pobrecitas.

Como dije, no tengo palabras, así que si ustedes sí, por favor, comenten al respecto.



miércoles, 7 de octubre de 2009

Alí Desirée Cuevas Castrejón (1985 -2009)

Alí Somos Todas-Boletín de prensa

Alí Dessiré Cuevas Castrejón, estudiante de Letras Clásicas de la UNAM, poeta, feminista que formaba parte de una colectiva, estaba comprometida con todas las causas por un mundo más justo. Nació el 19 de septiembre de 1985, estaba por titularse y contaba en su haber con varios poemas publicados. Acababa de cumplir 24 años la mañana del 20 de septiembre pasado cuando, Osvaldo Morgan Colón, el hombre que supuestamente la amaba, quien fue su novio durante casi un año, le asestó 25 puñaladas en su cuerpo, y luego intentó suicidarse. Los testigos presenciales, quienes estaban aún en casa del asesino después de la fiesta de cumpleaños, llamaron a la ambulancia primero y a la policía después.

En este momento, el feminicida se encuentra en el Reclusorio Norte, donde se le dictará sentencia. Antes de que la policía llegara al lugar de los hechos, las y los reporteros gráficos de los diarios sensacionalistas arribaron con cámaras y tomaron fotos de los cuerpos, así como de los testigos presenciales, fotografías que fueron publicadas con notas inventadas por esos reporteros. Estas y estos reporteros gráficos obtuvieron la nota del día y pasaron por encima de la dignidad de Alí Cuevas a quien criminalizaron de haber iniciado una pelea. Por supuesto, los dichos de esos diarios amarillistas son sólo mentiras. Una vez más, ante el feminicidio, la criminalizació n de la víctima.

La manera en que Alí Cuevas murió es un feminicidio más y muestra cómo ninguna está fuera de peligro, ninguna sabe si el enemigo está en casa. El feminicidio es el asesinato de mujeres por el simple hecho de ser mujer. La violencia ejercida contra las mujeres forma parte de un hecho social y político de enorme impacto y trascendencia, no sólo en México, sino en el mundo entero, como parte de la educación sexista contra las mujeres, y que tiene incidencia también en el abuso a niñas y niños.

Al menos tres mujeres son asesinadas diariamente en el Estado de México, Veracruz, Chiapas, Guerrero, el DF, Chihuahua, Oaxaca, Sonora, Baja California y Morelos, respectivamente. Fuentes no oficiales indican que en los últimos 10 años han sido asesinadas por lo menos 10 mil mujeres en todo el país, muchas de ellas a manos de su pareja. Según datos del Servicio Médico Forense, del año 2004 al 2009 el Distrito Federal saltó del lugar séptimo al primero en el número de asesinatos de mujeres.

El feminicidio no debe quedarse sólo en cifras. Debemos denunciarlo como parte de una política de control contra las mujeres. La violencia contra las mujeres es una forma de control social. Además, la crisis económica y la inestabilidad política desatan la violencia y las principales víctimas son las mujeres.

Queremos que la memoria de Alí Cuevas no sea sólo una cifra, como no lo deben ser los asesinatos de mujeres. Queremos que la memoria de Alí Cuevas no sea una nota más de la prensa sensacionalista, como no lo deben ser los asesinatos de mujeres. Ni cifra, ni nota amarillista. El feminicidio es un asunto político y social.

Porque yo no puedo decirlo mejor...

Carta abierta a Arturo Chávez Chávez

DENISE DRESSER

Estimado procurador Chávez Chávez:

¿Y si su hija o su madre o su hermana desapareciera un día cualquiera? ¿Y si pasara semanas y meses sin saber de ella? ¿Y si colocara fotos y descripciones y peticiones de ayuda –“delgada de pelo largo”– en lugares públicos? ¿Y si después encontraran su cuerpo tirado en un lote baldío? ¿Y si fuera evidente que ha sido violada y mordida y estrangulada y mutilada? ¿Y si la hubieran acuchillado 20 veces? ¿Y si le entregaran los restos de su ropa en una bolsa de plástico? ¿Y si las autoridades no le prestaran atención? ¿Y si, aunque usted contara su caso cientos de veces, prevaleciera el silencio? Estas son las preguntas que las madres de las muertas de Juárez hacen desde años y que usted y 75 senadores desoyeron. Estas son las preguntas que la sociedad mexicana debería presentarle, ya que durante su ratificación en el Senado nadie se las formuló. Preguntas cuya falta de respuesta debió haberlo inhabilitado para el puesto al que arriba.

Pero en su caso pesaron menos las muertas y más las fichas de negociación; pesaron menos las acusaciones en su contra y más los acuerdos partidistas en su favor. El PAN cerró filas ante el recomendado por su presidente, y el PRI cerró filas para cobrarle el favor, ignorando omisiones con tal de obtener comisiones. Ignorando errores con tal de participar en la costumbre del canje. Ignorando que en Ciudad Júarez –cuando usted era procurador– quienes buscaban a mujeres desaparecidas encontraban huesos en el desierto. Ignorando que en Ciudad Júarez nadie tuvo voluntad política para resolver los crímenes ni capacidad para prevenirlos. Al ratificarlo a usted, el Senado también se ratifica a sí mismo como una institución ciega, sorda y sexista.

Como usted y quienes lo avalaron prefieren olvidar, desde 1993 cientos de mujeres salieron de su casa y no regresaron a ella; terminaron de trabajar y nadie las volvió a ver; tomaron un camión y acabaron en un ataúd. Eran estudiantes y amas de casa y meseras y secretarias. Tenían entre 15 y 25 años. Solían ser pobres y de pelo largo. Trabajaban por seis dólares diarios ensamblando radios. Emigraban de distintas partes del país a Ciudad Juárez pensando que podrían vivir mejor allí. De pronto se volvieron desechables, anónimas. Pero no es así. Sus madres y sus hijos y sus esposos y sus hermanos las conocen, las recuerdan, las extrañan. Saben que se llamaban Paloma Angélica, Érika Noemí, Érika Ivonne, Lilia Alejandra, Irma Rebeca, Laura Georgina, Laura Alejandra, Flor Idalia. Saben que eran delgadas y bonitas. Saben que eran el sostén económico de sus familias.

Y saben que las investigaciones sobre su desaparición –que usted encabezó– fueron una farsa, una broma, una tragedia de errores. La corrupción y la complicidad llevaron a desaparecer pruebas y dejar en libertad a sospechosos, a ignorar información de testigos y a amedrentarlos, a encarcelar inocentes y a fabricar culpables. Más que perseguir, las autoridades de las cuales usted formó parte se dedicaron a encubrir. Más que investigar, diversos funcionarios públicos a su cargo se abocaron a tapar. Y ahora usted nos dice –lacónico, evasivo, esquivo– que “encaró el problema con los instrumentos institucionales que en ese momento tenía la procuraduría”. Nos dice que la culpa fue de los Ministerios Públicos. Nos dice, palabras más, palabras menos, lo mismo que alguna vez respondió Vicente Fox: “¿Y yo por qué?”.

Difícil creer que, ahora sí, usted combatirá la impunidad, cuando forma parte de su legado. Difícil creer en el reporte que quienes lo defienden hicieron circular en el Senado, cuando hay tantas investigaciones nacionales e internacionales que contradicen la supuesta eficacia de su trabajo descrita allí. En Ciudad Juárez no ha habido muchos criminales condenados, pero sí muchas autoridades condenables. Procuradores como usted que atribuyeron la muerte de múltiples mujeres a la “doble vida” que llevaban y a la ropa “provocadora” que usaban. Los peritos que, por descuido, dejaron huesos, pelo y ropa en el sitio donde fueron encontrados los últimos cuerpos. Los policías que mataron “accidentalmente” al abogado defensor de uno de los acusados, cuya confesión había sido extraída con base en la tortura. Los investigadores que quemaron más de mil libras de ropa de las víctimas, acumulada durante 10 años. Los expertos que le hicieron pruebas de ADN al cadáver equivocado. Los errores que llevaron a la CNDH a emitir una recomendación en su contra. Las omisiones que condujeron a una delegación de expertos enviados por la ONU a hablar de los “horrores” y los “abusos” y las “peores prácticas internacionales” asociadas con su gestión.

Fernando Gómez Mont –uno de sus principalespromotores– asegura que usted es un hombre bueno, sereno, valiente, responsable, respetuoso de la ley. Pues tendrá que probarlo porque esa no es la impresión que queda después de su desempeño en Chihuahua. Esa no es la imagen que lo acompaña dado lo que dejó tras de sí. Usted llega adonde está hoy por un pacto político promovido por los partidos y los senadores y los gobernadores y los policías y los hombres. Usted asume su puesto gracias a una constelación de intereses distante de las demandas de la sociedad. Usted ha logrado convertirse en el primer abogado de la nación porque la clase política aún está poblada por personas a las que no les quita el sueño una muerta más u otra mujer faltante. No les preocupa la impunidad rampante y la ineficacia gubernamental que hace posible su institucionalización.

Ahora usted salta de la provincia al centro, trayendo prácticas y actitudes cuestionables consigo. Arrastrando un problema no resuelto y con muchos esqueletos en el clóset. Por eso allí están los fantasmas que ojalá lo acompañen a lo largo de su paso por la procuraduría; en busca de voz, en busca de justicia, en busca de descanso. Fantasmas de los cuales no dejaremos de hablar. Casos cuyo esclarecimiento no dejaremos de exigir. Mujeres cuyos nombres no dejaremos de repetir. Para que algún día usted logre entender que los derechos de las mujeres no son diferentes ni de segunda clase. Para que usted desarrolle la sensibilidad que lo lleve a escuchar a quienes siguen marchando afuera de su oficina, vestidas de luto, vestidas de negro. Para que la próxima vez que una madre se arrodille frente a usted y le ruegue que encuentre a su hija desaparecida, usted le tienda la mano en vez de negársela

sábado, 3 de octubre de 2009

Invitación

El próximo martes 6 de octubre, de 11a.m. a 1p.m. estaré hablando de la imagen corporal en el arte, en las III Jornadas Sociojurídicas: Trastornos de la Conducta Alimentaria "Comer o no Comer", en el auditorio Ius Semper Loquitur de la Facultad de Derecho de la UNAM. Si a alguien le interesa, están más que invitados.

Gracias a la Dra. Elssie Núñez por la invitación.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Lanza tacones...


Comunicado de la iniciativa de protesta urbana en México, "Lanza Tacones":

"Campaña de repudio a la designación de Arturo Chávez Chávez como jefe de la PGR, por ser cómplice de los femenicidios en CD Juárez Chihuahua. Como Procurador de Justicia en Chihuahua, Chávez Chávez es considerado por distintas organizaciones de mujeres como “omiso, negligente, sexista y machista”. Recibió recomendaciones de organismos nacionales e internacionales por la forma en que desempeño su cargo en este Estado. Las organizaciones en lucha por el esclarecimiento de los asesinatos en Juárez se encuentran en campaña para impedir que el Senado de la Republica ratifique a Chávez.

En su apoyo, diversos individuos y colectivos decidimos realizar la campaña "Lanza Tacones" e invitamos a todos los habitantes de México a que saquen sus zapatos viejos, se les ate una cinta uniéndolos y se les incluya un mensaje de repudio al femenicidio perpetuado durante la gestión de Arturo Chávez Chávez. Cuélgalos en tu calle, hagamos llegar el mensaje.

Estamos hartos de que el Gobierno Federal y la clase política nacional, utilicen los medios de comunicación masiva para correr el miedo y desinformación logrando en algunos casos desviar la atención de los temas relevantes de la vida pública nacional. ¿Como es que una persona como Chávez Chavez con su turbio historial puede a aspirar al máximo puesto de seguridad de la nación?

Créanlo... ustedes no nos vigilan nosotros los vigilamos a ustedes!!"


[Gracias a Zazil Collins por el dato]

martes, 11 de agosto de 2009

Agosto de Autoestima 3: Las lecturas

Hoy pongo doble, para ir paliando la ausencia, y porque éste punto en particular requiere de participación y de tiempo para irlo armando entre varios.

El tercer punto, visto que estamos tratando de cambiar nuestra manera de ver y pensar el cuerpo, es recomendar lecturas. Ya sea en blogs, libros, artículos, lo que sea.

Yo empiezo recomendando The Beauty Myth, el mito de la Belleza, de Naomi Wolf, en el que la autora se dedica a destripar y mostrar todas las implicaciones perversas y los efectos que tiene la imposición social del mito de la belleza femenina, que terriblemente vemos que se va extendiendo al mito de belleza masculino.

Ya lo había mencionado, pero leer Female Chauvinist Pigs, de Ariel Levy, es otro gran abridor de ojos acerca de cómo se ve el cuerpo en esta sociedad en la que pareciera que todas somos cosas y entre menos pechos, menos vales.

Estos dos libros se consiguen en amazon o similar. Si alguien sabe de traducciones o de lugares en los que puedan conseguirse, se agradecerá.

En el punto del primer día, Emilia dejó la recomendación de Claves feministas para la autoestima de Marcela Lagarde. Si alguien sabe dónde conseguirlo o si está en línea, avisen, que le traigo muchas ganas.

Hablando de blogs, si hablan inglés hay un montón de lugares. Sobre todo me parecen interesantes los blogs sobre aceptación de gordura, pues ponen en términos muy claros cuestiones como la discriminación corporal, y son foros abiertos para participar e ir enriqueciendo la conversación. Yo suelo leer The F-Word, y Shapely Prose. En los links de blogs que tengo, Feministing y Feministe suelen hablar al respecto. Y uno de mis lugares favoritos del mundo mundial: Shakesville.

¿Cuáles son sus recomendaciones?

De regreso

Antes que nada, una disculpa por la prolongada ausencia. Esta semana que dejé pasar murió mi abuelita. Estoy pensando en escribirle algo y publicarlo por aquí. Pero mientras tanto, las actividades del agosto de autoestima se recorren, espero que no haya causado gran molestia.
Ahora sí, seguimos.

martes, 4 de agosto de 2009

Agosto de Autoestima 2: Las fotos

La segunda actividad consiste en tomar un montón de fotos personales y en TODAS encontrar al menos una cosa que nos guste. Puede hacerse en soledad, o reunirse varias personas y compartir opiniones al respecto.

A continuación pongo cinco fotos, con sus respectivas cosas que me gustan:
La primera, común a todas, es que me gusta haberlas tomado yo.


La primera, me gusta cómo le da la luz a la zona de la cara y el cuello. Me gusta cómo se ven las manos y las piernas. Me gusta que da idea de cómo es mi cuerpo.


Esta foto me gusta porque se me ve la forma de la nariz, y es una de las cosas de mi cara que más me gustan. Me gusta la forma de mi barbilla y cómo se hace una leve sonrisa.

Estas dos fotos son parte de una serie de autorretrato que hice con timer y sin saber qué tanto encuadraba. De la primera me gusta mucho la forma que hacen mis piernas, me gusta que se me ve la clavícula, y me gusta el tobillo. La segunda me gusta toda. Me gusta mucho la postura extraña, la mano junto a mi cara, e incluso me gusta cómo se asoma la piel entre la blusa y el pantalón. Me gusta que me veo como creo que soy.



Ésta me gusta, primero, porque salgo con mi hermana. Me gusta que estoy totalmente contenta saltando como una loca. Me gusta porque es como me gustaría verme siempre: feliz, libre, volando.
Listo. Háganlo. Lo recomiendo. Al final termina uno sonriendo.





sábado, 1 de agosto de 2009

Agosto de Autoestima 1: La lista


Lo prometido es deuda: comienza agosto, y con él, un mes en el que pondré en este blog actividades a realizar que nos ayuden a dejar de vernos menos con los ojos de la publicidad y los medios y más con los ojos de alguien que nos quiere por lo que somos.
El primer ejercicio es hacer una lista. Lo ideal es tener unos diez minutos para reflexionar acerca de lo que se escribe. Son cinco apartados, la cuestión es usar dos minutos para cada uno y escribir cosas positivas acerca de nosotros mismos que tendremos a mano, en la bolsa, la cartera, donde sea, para ayudarnos en los momentos de bajón.
Los apartados son:
  1. Cosas que amas acerca de tí mismo. (De tu personalidad, de tus características)
  2. Logros personales
  3. Personas que te aman por quién eres.
  4. Cosas positivas que te han sucedido recientemente.
  5. Cosas por venir que te emocionan.
Y mi lista sería como sigue:
  1. Mi curiosidad, mis ganas de leerlo todo, que todavía tengo ganas de bailar, que las líneas que hago cada vez tienen más soltura, lo mismo que mis palabras.
  2. Este blog, mi blog de cómics, INVASION!, El Colectivo Cursi, atreverme a meter mi trabajo en concursos.
  3. Mis papás, mi hermana, Édgar, mis Gabys, el Perro, Jo, Luza, Eli.
  4. Regresar a la escuela, reencontrarme con compañeritos, trabajos de ilustración y para escribir.
  5. Regresar a la escuela, comenzar proyectos nuevos, continuar los empezados, seguir con los blogs, terminar el mes de la autoestima, todos los cambios que comienzan hoy.
Listo, terminamos la actividad del primer día. Hagan sus listas, reflexionen acerca de sus logros y de la gente que los rodea y los quiere, y si quieren compartir sus listas en la sección de comentarios, mejor.

martes, 28 de julio de 2009

Agosto, el mes de la autoestima.

A causa de la constante y cada vez más especializada invasión mediática en torno a todas las partes de nuestros cuerpos que, por defectuosas, debemos odiar, Jill, una blogger, presenta la iniciativa de proclamar agosto, este agosto, como el mes de la autoestima. A lo largo de todo el mes habrá una actividad diaria que ayude a fomentar el amor por el propio cuerpo. Y este blog se une a ello.
A partir del 1º de agosto iré colocando las actividades a realizar, y utilizaré este espacio para hacerlas yo misma.
A todos los interesados, los invito a participar.

jueves, 16 de julio de 2009

Jueves de Orlan

"I am not sure I can change [social ideas of beauty] but I can produce images that are different from those we find in comics, video games, magazines and TV shows. There are other ways to think about one's body and one's beauty. If you were to describe me without anyone being able to see me, they would think I am a monster, that I am not fuckable. But if they see me, that could perhaps change."

No estoy segura de poder cambiar [las ideas de la sociedad acerca de la belleza] pero puedo producir imágenes que sean diferentes a las que encontramos en cómics, video juegos, revistas y programas de televisión. Hay otras maneras de pensar acerca del propio cuerpo y de la propia belleza. Si me describieras sin que nadie pudiera verme, podrían pensar que soy un monstruo, que no soy "cogible". Pero si me ven, quizá eso pueda cambiar.

Orlan. Artista del cuerpo.

viernes, 10 de julio de 2009

Do you think I'm sexy?


Murióse Michael Jackson, hubo elecciones en mi país (México), noticias varias de desgracias y nada me hacía escribir. Y de repente. La vi. En Facebook. Entre las fotos de una de mis primas, varios años menor que yo, hay una sección que se llama algo como "this pics I like". Fotos de ella, en las que - imagino - se gusta. Fotos en las que mira de ladito, con el pelo suelto, el ojito entornado y la boca semiabierta. Autofotos tomadas en su recámara, en su baño. Autofotos que, con las variables de que se trata de otros cientos de mujeres, ya había visto muchas veces antes. "MySpace photos". Esas fotos de chicas de todas las edades - pero entre más jóvenes, mejor- en las que ellas mismas se presentan como objetos sexuales, como mujeres dispuestas, como personificaciones del sex-appeal. Y más que asustada, ofendida, o molesta, me sentí aburrida.

Sí, es terrible que mujeres que son menores de edad sientan la necesidad de mostrarse como sexualmente disponibles. Sí, es terrible y peligroso que estén dándose de esa manera a un mundo machista. Y lo más terrible de todo, es que a edades muy tempranas ya "compraron" la idea de que ESE es el camino de lo sexy, de lo atractivo, de lo deseable. En un libro maravilloso, que debería traducirse y difundirse mucho más, Ariel Levy describe cómo hemos llegado a una cultura del "raunch" y lo nocivo que ésta resulta para el desarrollo femenino. En Female Chauvinist Pigs, Levy estudia fenómenos como Girls Gone Wild, a Paris Hilton y el auge de cosas como las "clases de tubo" y la necesidad que tiene la mujer promedio de ejercer este tipo de sexualidad si no quiere ser considerada una reprimida.

Así, de un plumazo, se nos dice, se nos bombardea, que las mujeres sólo son sexys si: son rubias, son delgadas - pero con tetas grandes -, hacen pucherito, usan tangas, saben bailar como strippers, se quitan la camiseta ante una cámara, o besan a otra como ellas. Se nos da la fórmula del sex-appeal pamelandersonesco como un único camino a la plenitud sexual. Y nos la creemos.

Y si, como sucede en EEUU y en este Mexiquito Lindo, esta explosión del sexiness Maxim va aparejada con una moral católicoculposa en la que el cuerpo, el sexo y las mujeres son malas... Pues estamos jodidas. Porque tienes que VERTE como una diosa del sexo, pero no puedes coger. Porque entonces serías una puta. Horror. Por eso se dan estas aberraciones como las estrellitas televiseras que salen enseñando todo menos los pezones (que todavía no acabo de entender por qué ofenden tantísimo a la moral) y dicen que "solo harían desnudos artísticos, si el guión lo requiriera"... ¿Les suena familiar? O se dan los casos de estas chicas de familias de clase media en estados marcadamente religiosos, que van a misa todos los domingos, se horrorizan ante la noción nebulosa de no llegar vírgenes al matrimonio, condenan el aborto y la sexualidad activa, la homosexualidad y todas esas cosas que el sacerdote de confianza les dice que son malas; pero que llegan a su casa y emulando a quien la tele nos dice que es deseable, realizan la pantomima y generan sus propias fotos sexys, iguales a las demás, sin nada que las distinga, sin nada que hable de sus deseos y necesidades reales.

Necesitamos deshacernos de estas necedades culturales; es necesario reconocer que una mujer es un ser sexual, sí, pero con todo lo que ello trae aparejado. Con toda la complejidad que viene implícita en hacer conciencia de que cada mujer necesita explorarse, sexual, emocionalmente, para descubrir qué es lo que quiere del sexo y de su vida. No es posible reducir a todo un género, en todo el mundo, a los requerimientos de los medios de comunicación, de esos mismos medios que nos dicen que sólo hay dos vías posibles: la de la virgencitasanta y el panbimbo o la de la promiscuidad y el vacío espiritual de los que no optan por el primer camino. Pero todo con bocas de colágeno y tetas antigravitacionales.

Mujeres y hombres necesitamos comenzar a explorar lo que realmente queremos, aceptar lo que realmente nos gusta, aunque le moleste al status quo, y de una vez por todas echar a la basura nociones absurdas de cuerpos sucios y físicos inadecuados. Desde nuestras diferencias debemos encontrar nuestro sex-appeal porque sólo de esta manera podremos alcanzar una satisfacción verdadera, y no la de la chica de cartón que vende una revista.

miércoles, 17 de junio de 2009

Hagamos algo.

Porque nunca está de más, y porque dentro de las principales implicadas/afectadas, están las mujeres de Irán. Si pueden hacerlo, difundan, traduzcan, ayuden.

Hola todos,

Este es un mensaje que Elad Rosen escribió en hebreo sobre estos momentos en el Irán y acerca de cómo, hoy más que nunca, la comunidad mundial está desempeñando una función tremendamente decisiva, y está en nuestras manos cambiar la historia, literalmente, en este momento. Por favor, silencien sus cinismo durante unos minutos y lean este mensaje. Esto es real. Cada uno de nosotros puede desempeñar un papel importante en lograr un cambio revolucionario muy urgente para nuestros contemporáneos; personas vivas que respiran, piensan y pueden realmente beneficiarse con nuestra ayuda. Esta es la era de las revoluciones digitales Por favor, tómense unos minutos para mirar hacia adelante y reenvíenlo a quien puedan.
Gracias,
Meira

Hola todos,
Este es un mensaje de distribución masiva. Ojalá pudiera tomar unos minutos de su tiempo transmitir esto.

Como ustedes saben, una protesta civil a gran escala está teniendo lugar en Irán estos últimos días, los resultados de las elecciones parecen haber sido falsificados descaradamente por el gobierno con el objetivo de impedir la elección de un candidato reformista opuesto a Mahmoud Ahmadinejad. Actualmente, las protestas de estudiantes y otros están teniendo lugar en Teherán y otras ciudades en todo el país. Estas manifestaciones son pacíficas y las medidas adoptadas por los manifestantes no exceden al lanzamiento de piedras.
El gobierno, por otra parte, ha desatado su infame milicia, la Basig, y la temida Guardia Revolucionaria, quienes tiran municiones reales contra los manifestantes. Hasta ahora, los informes hablan de al menos 20 manifestantes muertos, siete de los cuales fueron asesinados ayer en Teherán. La milicia también incursiona en residencias estudiantiles y las universidades, dando palizas a personas y destruyendo todo a su paso. Cientos han sido detenidos y hay informes de graves abusos y de personas que desaparecen después de haber sido captadas por las autoridades.

Los medios de comunicación establecidos no son capaces de seguir los acontecimientos en Irán. Existe una prohibición completa de los medios de comunicación dentro de Irán. Los reporteros extranjeros no están autorizados a informar de la escena. La gran mayoría de la información que sale actualmente de Irán es a través de blogs y servicios de Internet tales como twitter, facebook, youtube y flickr.
Podemos ayudar.
Nos encontramos en un punto único en la historia en la que el término aldea global nunca ha sido más relevante. Podemos, por primera vez, realmente hacer algo más que ver qué pasa. Podemos ayudar activamente a las personas que están luchando por su libertad y por la democracia y se encuentran bajo grave y brutal opresión, y podemos hacerlo con el mínimo esfuerzo. Hay varias maneras:

1. Actualizarse sobre lo que está pasando. Los medios de comunicación convencionales no están en condiciones de proporcionar una visión completa de lo que está ocurriendo sobre el terreno. Enganchémonos directamente a lo que realmente pasa:
en facebook, únete a grupos como "Elección de protesta a Irán", y conviértete en un fan de Irán.
En twitter, sigue las etiquetas IranElection # y # gr88

Blogs para seguir:

http://iran.twazzup.com/

http://shooresh1917.blogspot.com/

http://www.boston.com/bigpicture/

Además, la búsqueda de youtube y flickr utilizando las palabras clave de búsqueda (Irán, elecciones, protestas, etc.)

2. Autoridades iraníes están supervisando cuentas iraníes de twitter, a fin de evitar que los ciudadanos iraníes obtengan información e imágenes de los acontecimientos actuales en el mundo exterior. Detenciones ya están teniendo lugar. Puedes ayudar a enmascarar twitters iraníes cambiando el reloj a tiempo Teherán (GMT +3:30) en la configuración de tu cuenta. Esto puede confundir a la censura iraní y ayudar a proteger a la población.

3. Lee este manual http://www.boingboing.net/2009/06/16/cyberwar-guide-for-i.html para encontrar formas adicionales de ayuda en línea.

4. Si posees habilidades de informática, usa esta guía http://blog.austinheap.com/2009/06/15/how-to-setup-a-proxy-for-iran-citizens-for-windows/ para establecer proxies seguros para iraníes. representaciones de los iraníes.

5. Aunque youtube y facebook son muy cooperativos con la causa, los videos duran poco, debido a cuestiones que algunos de ellos son bastante gráficos. Descarga esta aplicación de FireFox: http://www.downloadhelper.net/install.php que te permitirá descargar y redistribuir videos de youtube o facebook antes de que hayan sido retirados. De esta manera puedes ayudar a distribuir la información y mantenerla libre y disponible.

6. Si utilizas programas como bittorrent, puedes descargar videos de aquí y plantarlos, a fin de mantenerlos libres. Por supuesto, puedes subirlos a youtube.

7. Hay más maneras. Sigue los blogs y los twitts para ver qué más se puede hacer. Haz todo con responsabilidad. Hay gente real detrás de estos blogs, en peligro real.

8. La información debe permanecer libre. Vuelve a publicar fotos, posts y videos con el fin de descentralizar la información y hacer más difícil que la censura llegue a este bloque.

9. Con el fin de distribuir esta información a tantas personas como sea posible, debería traducirse a un mayor número de idiomas. Si hablas otro idioma que no sea Inglés o Hebreo y estás dispuesto a traducir este documento y distribuirlo a la mayor cantidad de hablantes de esa lengua como sea posible, por favor hazlo.

La situación en Irán es real y está ocurriendo ahora. Podemos hacer algo más que asentir con la cabeza y sentir simpatía por ellos. Tenemos los medios para ayudar a las personas que están luchando por su libertad ante la grave y brutal opresión. Estas personas son fundamentales para la lucha contra la dictadura en su país. Su éxito puede marcar un cambio en toda la región. Por favor, acalla tu cinismo lo mejor que puedas, y haz lo que puedas hacer sin dejar de sentirte cómodo, con el fin de ayudar a estas personas.

Por favor distribuye esta información en cada formato que consideres oportuno (Facebook, correo electrónico, blogs)

Gracias,

Elad

martes, 2 de junio de 2009

La gordura es un tema feminista | Fat is a Feminist Issue


La gordura, y la delgadez; la edad; la estatura; el color de la piel. Todas esas variables de la presencia física de una persona, que pueden parecer superficiales, pero que, visto nuestro acercamiento a ellas, es evidente que se nutren de cuestiones bastante más profundas y complejas; y que presentan problemas tan profundos y tan arraigados que ya no nos damos cuenta.

¿Por qué nos creemos con la autoridad de calificar a alguien simplemente por cómo lo vemos? Vamos caminando por la calle y algo se activa al ver a quien camina frente a nosotros, particularmente si es mujer: "¡Qué gorda! ¿Cómo puede vivir así? Seguramente tiene problemas de autoestima... Acomplejada... ¡Cómo se viste... Horror. Pero si ya no es ninguna quinceañera." "¡Puaj! ¡Esa mujer es un esqueleto caminando! ¡Alguien que le dé un pepito de arrachera! Parece que va parada de manos, seguroesanorexicaesclavadelosdesigniosdelamodaactual..." Y así, vamos por la calle descalificando todo lo que se sale de nuestros parámetros de "normalidad", dictados nadie sabe por quién. ¿En qué momento vamos a darnos cuenta de que los cuerpos ajenos no nos pertenecen? El cuerpo de una mujer no es propiedad pública. El de ninguna persona lo es. Y sin embargo, parece que cualquiera puede opinar sobre cómo se ve alguien más, y descalificarlo de acuerdo con su ideal: demasiado gorda, demasiado flaca, demasiado morena, demasiado blanca, no se depila las piernas, no tiene el vello púbico recortado como me gusta, no se viste como me parece apropiado. 

Y si sólo se quedara en una valoración del físico. Pero no. Estamos muy acostumbrados a conferirle valor moral a las características corporales de alguien; y lo terrible es que nuestros parámetros se alimentan de paradigmas occidentales que muchas veces no tiene que ver con la realidad del lugar y momento que vivimos: moreno = negro = malas intenciones ; gordo = poco saludable = poco confiable. De ahí que cada 100 metros veamos publicidad para reducir esos aspectos que nos quitan puntos en la valoración social: cremas reductivas, cremas blanqueadoras, fajas, maquillajes, cirugías, y larguísimos etcéteras que se alimentan de nuestras inseguridades y que nos prometen parecernos al modelo aceptado de la temporada.

Lo peor del caso es que llega el punto en que incluso el valor de una idea, de una opinión, se ve supeditado a lo "aceptable" que resulte la imagen del que la profiere, aún si se trata de un medio escrito, como un blog. Como en El Principito, al astrónomo no se le toma en serio hasta que no se pone traje. Sólo que en este caso, no merezco que me hagan caso si mi IMC es mayor a cuánto ¿25? ¿30? ¿Qué medidas debo tener, cómo debo ser para que el apreciable público lector anti-gordura deje de distraerse con mi celulitis y empiece a hacer caso a lo que tengo que decir? ¿Por qué tengo que legitimar mi opinión poniendo una supuesta delgadez como argumento? ¿No estamos en un medio formado casi totalmente por palabras? No me importa si quien escribe es alto, delgado, rubio, escultural, esquelético o mórbidamente obeso, si es virgen o si su vida sexual haría palidecer al sádico Marqués. Lo que me importa es que escriba con congruencia y que me ayude con sus comentarios, con sus ideas. Y eso es lo que debería importar a los demás.

La gordura es un tema feminista, como la delgadez y el color de piel. Es un tema feminista porque lo que mueve al feminismo es la necesidad de tener un mundo en el que se escuchen las voces tantas veces silenciadas de quien, según los "valores" que nos transmiten los medios de comunicación, las instituciones políticas, los prejuicios históricos, no "merece" hablar y ser escuchado. No "merece" escribir y ser leído aunque lo que tenga que decir sea más enriquecedor y disfrutable que lo que sale de las plumas veneradas del hombre blanco y delgado de academia. Es fundamental que cambiemos nuestra manera de aproximarnos a las personas, a los textos, a las ideas. Que podamos valorar la belleza de las palabras antes que el metraje de las piernas; la congruencia de las ideas antes que los kilos de más; la pertinencia de una propuesta antes que la edad del que propone.

Confío en que algún día llegaremos a ese punto. ¿Por qué? Porque ya hay demasiados lugares en los que se privilegia lo contrario. Porque es necesario empezar a esperar y exigir más de la gente. Y es necesario empezar YA.


lunes, 1 de junio de 2009

Hoy, Lunes 1º, 20 hs.


Hoy a las 8 de la noche, en el programa Visión Queer de Radio Mente Abierta, una entrevista conmigo, Alejandra Espino, al respecto de la acción de la Glorieta de Insurgentes, del blog y de sus posibilidades. Si pueden escuchar, comentar, etc., quedan más que invitados.

viernes, 29 de mayo de 2009

28 de mayo: Día de acción por la salud de las mujeres



Una iniciativa de la
Campaña latinoamericana por el derecho al aborto... La nota viene en un blog argentino. Es impresionante cómo se parecen las situaciones en los distintos países de América Latina. Si te parece pertinente, compártelo.

Texto para difundir: 


Hace años, distintas organizaciones de mujeres coincidieron en hacer de este 28 de mayo el Día de acción por la salud de las mujeres, para exigir el cumplimiento de nuestros derechos sexuales y reproductivos. Sin embargo, millones de mujeres continúan sin acceden a ellos, presa de la más reaccionaria hipocresía. Las consecuencias son alarmantes, y nosotras las conocemos a diario. Es que, como denunciamos desde la Campaña Latinoamericana por el derecho al aborto, que impulsamos junto a Pao e Rosas de Brasil y Pan y Rosas – Teresa Flores de Chile, de los 40 a 50 millones abortos que se realizan cada año en el mundo, más de la mitad se practican en clandestinidad, amenazando la vida de 25 millones de mujeres. El 95% de estos abortos inseguros se practican en los países llamados del "tercer mundo", como el nuestro, donde más del 20% de los casos terminan con la muerte de la mujer.

El país de la precocidad

En Argentina, la ley por la cual se crea el Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, obligando al Estado a dar información, orientación y entrega universal y gratuita de métodos anticonceptivos, ha significado poco y nada para millones de mujeres en nuestro país, que no cuentan con educación sexual en los colegios, anticoncepción gratuita en las salas y centros de salud y, mucho menos, con el derecho a decidir cuándo, cómo y con quién ser madres, si así lo desean.

Tanto es así que distintos medios han salido a reflejar en estos días que Argentina se transformó en “el país de la precocidad”, ya que más de 3 mil niñas de entre 10 y 14 años se convierten en madres, cada año.

La otra cara de esta escalofriante situación es que la criminalización del aborto pasó a ser una de las principales causas de muerte de mujeres gestantes y, aunque dada su ilegalidad no contamos con cifras precisas, se estima que por cada 700.000 nacimientos que se registran cada año, entre 500.000 y 700.000 mujeres interrumpen un embarazo en condiciones de clandestinidad, mientras en los hospitales públicos se internan unas 70.000 mujeres por complicaciones post abortivas y casi 500 mujeres, en su amplia mayoría jóvenes, trabajadoras y pobres, que no cuentan con los 3000 pesos que cuesta un aborto en una clínica privada, mueren anualmente a consecuencia de los abortos practicados en pésimas condiciones.

A pesar de que muchas organizaciones pensaron que esta situación iba a cambiar con la llegada de una mujer al sillón presidencial, la realidad es que bajo el gobierno de Cristina Kirchner no sólo no hemos avanzado, sino que hemos retrocedido terriblemente, porque a estos alarmantes datos hay que agregar que, sólo en 2009, han sido innumerables los casos de mujeres, niñas y adolescentes violadas y embarazadas a quienes se ha negado su derecho a un aborto terapéutico; se ha impuesto la educación religiosa en los colegios públicos de Salta y se ha prohibido la pastilla del día después en la provincia de Córdoba.

¡Aborto legal, para no morir!

Mientras la reaccionaria Iglesia Católica sigue interponiéndose en nuestras vidas y los grupos fundamentalistas ligados a ella actúan, como lo vemos ante cada caso de aborto no punible, con total impunidad, el gobierno de los Kirchner garantiza cada año el financiamiento del Estado a esta institución con incontables propiedades, pomposos sueldos y subsidios millonarios para la educación privada, mientras sostiene, en un verdadero guiño a los sectores clericales, que el aborto es un tema de “política criminal”. Su hipocresía ¡no tiene límites!, porque mientras Cristina sigue hablando en nombre de nuestros derechos, más de 1000 mujeres han muerto en Argentina sólo en los últimos 2 años.

¡Y qué decir de las mujeres de la oposición derechista y clerical, como Elisa Carrió de la Coalición Cívica o Gabriela Michetti del PRO de Mauricio Marcri! Amigas del cardenal Bergoglio, estas mujeres tampoco representan una salida para las millones que sufrimos la clandestinidad del aborto porque, enemigas acérrimas de nuestro derecho a no morir a causa de su ilegalidad, ¡llaman a una mayor injerencia de la Iglesia en el Estado y en nuestras propias vidas!

Para arrancar nuestro derecho a la educación sexual laica y científica en todos los niveles educativos y sin injerencia de la Iglesia Católica y sus grupos fundamentalistas; a la anticoncepción gratuita en todos los hospitales y centros de salud y a servicios de aborto legal, seguro, libre y gratuito en todos los hospitales públicos, sin interposiciones ni restricciones, tenemos que poner en pie un gran movimiento de mujeres que, sin depositar su confianza en las instituciones del Estado, en los partidos patronales o en el gobierno, haga oir en las calles su voz, para imponer:

NI UNA MUERTA MAS POR ABORTOS CLANDESTINOS

EDUCACIÓN SEXUAL, PARA DECIDIR

ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR

DERECHO AL ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO PARA NO MORIR

BASTA DE DICTADURA CLERICAL. SEPARACIÓN DE LA IGLESIA DEL ESTADO

jueves, 28 de mayo de 2009

Mujeres y Performance: léelo en línea



Este es mi primer pinino en el blog de feminista gorda y peluda, y se trata de una recomendación. Se trata del libro Rosa Chillante de Mónica Mayer, libro que se publicó en el 2003 y que habla sobre los performances de mujeres artistas mexicanas que iniciaron en la época de los setentas. Lo mejor de todo es que, ¡está en línea!, así que den click aquí.

Highlights... muchos! Desde el capítulo donde se habla de la huelga de La Esmeralda en 1974 y el lema en los baños de mujeres que los alumnos habían escrito: «Compañeras, haced el

amor, apoyad a los compañeros en su lucha», la pionera del video performance Pola Weiss (me encantaría conseguir el video Ciudad, Mujer, Ciudad) hasta la exposición organizada en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México "La mujer como creadora y tema del arte" en la cual la falta de invitación de mujeres artistas mexicanas contrastó con los innumerables cuadros de Frida Kahlo y Leonora Carrington. 


En fin, éste es un post pequeño, y mientras preparo uno mayor, sólo quiero compartir la infinidad de artículos y fuentes sobre feminismo que están accesibles. Pero sobre todo, me encanta descubrir que hace cuarenta años, grupos de mujeres estuvieron recorriendo las calles y haciendo acciones por levantar la voz. Esta es información que nos sirve, que nos inspira a seguir haciendo cosas y contribuyendo para que nuestras hijas, nuestras hermanas, primas, amigas y futuras generaciones vivan en un país tranquilas. 


No olviden visitar también la librería del Museo de Mujeres en donde encontré este libro. 


Gracias Mónica por tu inspiración. 



lunes, 25 de mayo de 2009

Cambios en el blog.

Después de ver la cantidad de comentarios que provocó la acción del sábado 16 de mayo, de leer a tantas mujeres proponiendo cosas, de leer críticas y manifestaciones de apoyo, me di cuenta de varias cosas. Una de ellas es que yo no puedo estar sola al frente de algo que a todas luces me rebasa: Yo no soy una activista profesional, no conozco los alcances legales que puede tener un movimiento, no soy capaz de organizar y llevar a cabo todas las cosas que se proponen. Así que decidí invitar a más personas a que compartan la autoría del blog, a que enriquezcan con sus visiones los temas que se proponen y a que planteen los propios.

Porque hay que recordar que en principio, éste no es el órgano de difusión de un movimiento; éste, por si no lo han leído, es un espacio que abrí (Yo, Alejandra Espino) para reflexionar acerca de las preocupaciones diarias que tengo con respecto al género, al feminismo, a mi papel dentro de éste. Que haya servido para proponer cosas que impliquen a más gente me parece maravilloso. Ahora llegan nuevas voces, nuevas letras que empezarán a formar comunidad.

Y quiero proponerles que todas esas ideas para nuevas acciones, todas las propuestas para mejorar la manera de llevarlas a cabo, todas las sugerencias de alianzas y redes que puedan crearse, las manden al mail feministagordaypeluda [arroba] gmail.com

Una vez más agradezco a toda la gente que se ha tomado su tiempo para escribir, para sugerir, para criticar. Esa participación es la mejor prueba de que este espacio va por buen camino.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Mujeres se pronuncian ante acoso en las calles

La reacción que tuvo el post anterior me tiene con la cabeza dando vueltas, y mientras pongo en orden las ideas para escribir al respecto, los dejo con una revisión de lo del sábado, por una persona que se encuentra lejos.

Nota originalmente publicada en el blog de Karenina Poncelac, una entusiasta de Guadalajara.


Ayer sábado, en la ciudad de México, un grupo de mujeres se citaron en la glorieta Insurgentes a las cuatro de la tarde. Cada una cargó la indignación de no poder salir a las calles sin recibir un grito, un roce o cualquier tipo de abuso a su persona. ¿Ser mujer implica ser molestada en las calles? ¡No!, exclamaron una veintena de mujeres en el performance realizado. Los transeúntes miraban curiosos, algunos preguntaban e incluso hombres interesados en solucionar el problema se manifestaron también.

Vestidas con faldas, tacones, pantalones y toda la diversidad de accesorios para el cuerpo que les gusta portar; se cubrieron con una sábana blanca. Después de quince minutos caminando alrededor de la glorieta, unificaron su grito: Libertad de andar por las calles y ser respetadas. Descubrieron sus cuerpos y repartieron volantes que sugieren tanto al agresor como a la agredida puntos para mejorar la convivencia en la sociedad. La idea de las organizadoras es sumar a más personas a este tipo de intervenciones.

Exigir y saber cómo cuidarte, es uno de los principales factores para que esto cambie. Aquí en Guadalajara habemos mujeres afectadas por el acoso del hombre en los espacios públicos. –Chula, mamacita- y va el agarrón, el chiflido o el susto al invadir tu intimidad de la nada. Sólo pedimos respeto y buscamos que más mujeres se animen a valorar su libertad y confrontar el problema.

Esta intervención urbana en la capital del país, es una buena motivación para cargarla diariamente. Hoy me pasó y ayer también. Hombres que te gritan por las calles y te generan incomodidad. Y si le pregunto que por qué lo hace, ¿Qué pasaría? Si le confieso mi disgusto, si le grito, si lo miro fijamente a los ojos o si lo denuncio. ¿Qué cambiaría?

Si te confrontan desde un automóvil, una motocicleta, andando de pie o en el camión; en cualquier lugar público o hasta en tu propia casa; no lo calles. Te invito a que nos envíes tu testimonio -público o anónimo- para hacer cada vez más fuerte nuestro grito y ser más las que cuestionamos estos actos y buscamos solucionarlos.

¿Tienes alguna idea de intervención urbana sobre este problema? Manda tu propuesta también. En pocos días y entre todas podemos organizar algo interesante. Desde una nota en 
Facebook se ha generado la simpatía de muchos por hacer algo. Hay varias propuestas y el martes se definirá la fecha de una acción con todo lo que logremos juntar. Por eso, es importante que si quieres participar nos envíes un correo a: chemespa@gmal.com

martes, 19 de mayo de 2009

¡Gracias!


Quiero agradecer a las personas, mujeres y hombres, que fueron el sábado a la Glorieta de Insurgentes; en la ventana de tiempo que nos regaló un día lluvioso deambulamos, alertamos a la autoridad, gritamos consignas y repartimos volantes. Se dijo en voz alta lo que todos los días se calla, y eso se sintió muy bien.
Queremos seguir haciéndolo. Queremos usar los sábados y el espacio de la Glorieta para inconformarnos con la hostilidad hacia las mujeres. Pero queremos ser cada vez más.
Los dejo con algunas imágenes. Más detalles de cómo nos fue en próximos días.